Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Inicio > Mirando al pasado > Sucedió hace….Las fotos nos recuerdan la forma de vivir en cada época

Sucedió hace….Las fotos nos recuerdan la forma de vivir en cada época

Banquete de boda en el año 1966

Cuando se mira una foto antigua, son varias las sensaciones que se pueden sentir, como pensar lo deprisa que pasa el tiempo, ver las personas que poco a poco fueron desapareciendo casi sin darnos cuenta o mirar como se refleja en la imagen, la vida que se vivió en cada época, como por ejemplo, los trabajos que se desarrollaban, las costumbres de familias y amigos o la convivencia diaria con los vecinos, que sobre todo en ciudades grandes, se perdió hace tiempo.

En los pueblos pequeños y medianos como era Mancha Real en los años 50 y 60, siempre había mucha actividad en la calle, en un tiempo donde circulaban pocos vehículos y por tanto los juegos de los niños se realizaban la mayor parte de ellos en las aceras y calzadas que al no estar aun asfaltadas, eran propicias para muchos de estos juegos. Las familias vivían en casas unifamiliares, por lo que era mas fácil hablar con los vecinos y tener relación con ellos, siendo normal que los niños pasasen muchas horas en las casas de estos.

Las bodas siempre han sido acontecimientos familiares en los que todos se reunían alrededor de la mesa de invitados, celebrando por un lado el enlace que acontecía y por otro aprovechando el reunirse la familia en un evento que era esperado durante mucho tiempo. Vemos en la foto a varios miembros de la familia Chica y de la familia Cubillo en una boda del año 966.

Con el biscuter en 1959

En aquellos primeros años de los 60, uno de los vehículos que más éxito había tenido desde sus comienzos allá por el 1953 fue el micro coche conocido por todos como el famoso “Biscuter”. De procedencia francesa, este pequeño coche se hizo popular en España por su sencillez y bajo coste ya que disponía de un motor Hispano Villiers de un cilindro, 197 cc y dos tiempos, que desarrollaba 9 cv. de potencia y que contaba con tracción delantera pero solo a la rueda derecha. No disponía de marcha atrás, por lo que debido a su reducido peso, era normal ver como una persona podía cogerlo de la parte trasera para aparcarlo. En España se fabricó por la empresa Autonacional S.A. con sede en Barcelona, y el modelo más conocido fue el llamado “zapatilla” ya que su forma recordaba a esta prenda de calzado.

carrera urbana 1949

También  hubo algunas trasformaciones como vehículo familiar con cuatro plazas o industrial con un pequeño cajón en la parte trasera, como el que mostramos en la fotografía tomada en el 1959 en la calle Juan Castillo, en el lugar donde actualmente está la cafetería Nolys, donde Manuel Hervás conocido cariñosamente como “el guindo” estaba rodeado de familiares y amigos subido en su pequeño Biscuter, uno de los pocos que había entonces en el pueblo. Subido en el capó aparece su hijo mayor Paco que contaba con muy pocos años.

Entrega de trofeos 1949

En los años 40 y 50, muchas de las actividades que se realizaban en la feria de octubre eran las carreras, bien a pie, con bicicletas o con motos. Los atletas se preparaban para la carrera de feria que tenía un recorrido como en la actualidad se hace en la carrera de San José, por varias calles de la localidad, en esta ocasión fue en el año 1949, donde vemos llegar a la meta situada en la calle Maestra, a la altura de la puerta de la Sacristía de la iglesia de San Juan Evangelista al ganador de esta edición, un jovencísimo Juan A. Jiménez que por aquellos tiempos era de los mejores atletas del pueblo, trasladando su residencia años después a Madrid. En la siguiente foto vemos la entrega del trofeo en la plaza, junto a la puerta de la iglesia donde le vemos recoger un ramo de flores de manos de Juanita Herrera, a la que acompañaban en la mesa el Párroco del pueblo D. Emilio Palop y el Alcalde de la época Alfonso Porras.

Taberna el mauro en los 60

Una de las costumbres de la década de los 60 era la “liguera” en las tabernas que había repartidas por todo el pueblo, donde los “ligaores” acudían a diario a tomarse su “chato de vino blanco de los morenitos” y a echar el rato de tertulia antes de la hora de comer. Esta era una rutina en la mayoría de los hombres de la localidad, pues las mujeres no estaba bien visto que entraran aún en los bares. En aquella época no era normal ir a tomar raciones, solo a tomar el vaso de vino que solía ser blanco con una tapa que muchos bebedores de vino, rechazaban diciendo que había que beberlo solo para saborearlo. Una de las tabernas más conocidas y visitadas en aquellos años era la de Antonio Cobo, más conocida en el pueblo como la “taberna del mauro” que estaba situada en la calle maestra, en la parte de abajo, donde estuvo hasta hace poco la Caja de Ahorros de Jaén y que vemos en la foto. En ella se aprecian dentro del mostrador, su dueño Antonio y detrás Alfonso Zafra, en primer plano a la derecha era Pedro Ramírez, y detrás estaba Luis (terita) entre otros. Este establecimiento se cerró a finales de los 60.

Antonio Molina “el quinino” en la mili 1956

En aquellos años 60 había muchas “barberías” repartidas por todo el pueblo, que a diferencia de las peluquerías de la actualidad, tenían el servicio de afeitado y corte de pelo. Eran grandes profesionales de este oficio que la mayoría de los hombres usaba, porque aparte del corte de pelo, era muy normal afeitarse en estos establecimientos, al no haberse hecho aún populares las maquinillas de afeitar. Los más mayores recordarán las barberías de Evaristo en la calle Maestra frente a Paquito Cano, a Juan “ojosgrandes” en la esquina de la plaza, a Cristóbal en la calle Maestra frente al bar taxi, a Rosilla junto a la taberna de majete, Vicente en la parte de abajo de la calle Maestra o Antonio Molina “el quinino” en la plaza, más abajo de la Caixa y que vemos en la barbería del cuartel en San Roque cuando hizo la mili en el año 1956. Estos establecimientos eran muy concurridos aparte del arreglo de pelo, por las tertulias que en ellos se formaban, hablando de todos los temas, excepto de política que en aquellos tiempos estaba prohibido. Otro barberos conocido fueron, Serafín, Mateo, “Nuncias”, “Justillo”, “el jabonero”Juanico Moreno o Juanito Martínez entre otros.

Calle Maestra en los 70

Acabamos con una imagen que como decíamos al comienzo, era muy normal en las décadas a las que nos estamos refiriendo, los juegos de los niños en la calle. Eran comienzos de los años 70 y la calle Maestra presentaba la imagen que podemos ver, pocos coches por ella, la circulación de los vehículos era contrario al actual, sentido ascendente y los pequeños jugando al ser pocos los coches que pasaban en aquella época. Vemos en la acera de la derecha, tres negocios de los importantes en el pueblo, en primer plano el Real Cinema, de la familia Castro, mas abajo Bazar el Siglo y a continuación la tienda de ropa de Paquito Cano.

Te puede interesar

El Encuentro cerró una “Madrugá” cargada de sentimientos y emociones

El Encuentro es esperado todos los años en la Procesión de la “Madrugá” con mucho …

2 Comentarios

  1. Muy buenos recuerdos, yo estuve viviendo en Mancha Real desde finales de 1956 hasta mediados del 1968!!!.

  2. Juan Araque Garcia

    Recuerdo muchas cosas de aquella epoca tan lejana,pero entrañable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *