Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Inicio > Eventos > La emoción y el arte se unieron para vivir una gran Pipirrana Flamenca en su 48 Edición

La emoción y el arte se unieron para vivir una gran Pipirrana Flamenca en su 48 Edición

Comenzó la noche con el sentido homenaje a Rafael Valera
Presentó el evento el periodista Manuel Martín

Se celebraba este pasado sábado 20 de julio a las 22 horas, en el Auditorio Municipal, la 48 Edición de la Pipirrana Flamenca de Mancha Real que organizaba un año más, la Peña Flamenca EL TRILLO bajo el patrocinio del Ayuntamiento del municipio, que fue fiel a su prestigio y calidad, para deleitar a los aficionados que acudieron en masa a disfrutar de una noche mágica de flamenco . La noche comenzó con un merecido homenaje al recordado Rafael Valera Espinosa, periodista y flamencólogo Jiennense, al que se le dedicó el festival por una vida dedicada al estudio y engrandecimiento de este arte tan nuestro.

En el homenaje estuvieron la esposa y la hija de Rafael

En el preámbulo de la cita, la Alcaldesa de la localidad, María del Mar Dávila, y Tomás Paez, Concejal de Cultura, por parte del Ayuntamiento, y el Presidente de la Peña Flamenca EL TRILLO, Ángel Jiménez y la Secretaria María del Mar Casas, hicieron entrega a su viuda y a su hija, de uno recuerdos en memoria del homenajeado. A continuación fue el turno del buen flamenco, donde el cante y el baile fueron los protagonistas hasta bien entrada la madrugada en una velada presentada por el flamencólogo y crítico del diario EL MUNDO Manuel Martin Martin, que supo llevar el festival con maestría y esa gracia que le caracteriza y que hace que tenga tantos seguidores como el más afamado cantaor de este arte.

Comenzaron Evaristo cuevas y Eduardo Rebollar

Empezó el festival con la actuación de Evaristo Cuevas acompañado de Eduardo Rebollar, tocaor de enjundia donde los haya. Vuelve el sevillano después de haber actuado en la peña flamenca EL TRILLO en la presentación del cartel donde obtuvo un rotundo éxito. 
Arrancó por Soleá calentando garganta. Una vez más demuestra entone y poderío, sin contemplaciones, con Rebollar a su vera, en su sitio. Muy bien. Luego, llegaron las Alegrías y Marianas tangos y fandangos, donde echó el resto. Demuestra Evaristo su fuerza vocal y arranque, pleno de melismas por lo bajini y poderoso en su remate. Muy bien los dos. Se marcharon con el aplauso entusiasmado del respetable.

Antonia Contreras y Juan Ramón Caro

Posteriormente subía al escenario Antonia Contreras, en compañía de su guitarrista habitual, Juan Ramon Caro. Consumada especialista en los cantes de Málaga, muy sentida y gustosa fue la malagueña al estilo de La Trini –la que se conoce menos pero es de más difícil ejecución-, que remató recordando el cante de Juan Breva, luego de los tientos tangos, que arrancó los emocionados aplausos del respetable, Solea y llegaron los fandangos, tan celebrados por la afición, terminó por trilla y tonás. Antonia Contreras, cantó con profesionalidad y con honestidad, conocimiento y pasión, haciendo alarde de su calidad como cantaora y de una elegancia artística muy personal.

 

Manuel Castulo al cante y Antonio Carrión a la guitarra

Manuel Castulo representa la escuela mairenera con sabor y sentido, y el público así se lo reconoce. Empezó con tonás y tientos tangos, con un eco muy de su tierra, siguió con la seguirilla, que cantó largamente y en la que se arriesgó para emocionar y terminó por fandagos. Sin duda Castulo es un cantaor de los de verdad, con unos cimientos inamovibles. Aquí hay cante para rato.
Castulo estuvo acompañado a la guitarra por su paisano Antonio Carrión, autentica institución en la guitarra flamenca y por el que suspiran todas las figuras del cante, tocaor largo se ha recorrido el mundo acompañando a las máximas figuras del cante.

Mari Naty y su grupo estuvieron en el baile

El baile lo puso Mari Naty y su grupo interpretando La caña donde demostró sus más que sobradas facultades para la interpretación de la danza flamenca.

Torrente de voz y fuerza tonal fueron los ases cantaores de Fina de Ángeles que comenzó con Alegrías caracoleras entre el público, para seguidamente centrarse en la Vidalita y Milonga, siguió por tangos y acabó con una tanda de fandangos de Huelva y Naturales.

Fina de Ángeles y Antonio Carrión

De nuevo Antonio Carrión volvió a mostrar su dominio de la guitarra flamenca.

El punto final a una noche para el recuerdo la puso Rancapino Chico. El chiclanero, hijo del gran cantaor Alonso Núñez Núñez, Rancapino, demostró por qué es una firme realidad dentro del flamenco y el principal heredero de los cantes de Cádiz. Rancapino Chico se dejó el alma hasta pasadas las tres y media de la madrugada con sus soleas, sus Alegrías, Tangos y Bulerías, acompañado del toque de la guitarra de Antonio Higuero, otro fenómeno de la sonanta.

Rancapino Chico y Antonio Higuero

Un año más y van 48 la pipirrana flamenca volvió a demostrar que es un festival puntero en la provincia y evidenció la perfecta sintonía entre Ayuntamiento y Peña para que siga gozando de excelente salud y que cada año vaya subiendo cotas de calidad.

Crónica: Ángel Jiménez Tirado, Presidente de la Peña EL TRILLO.

 

Te puede interesar

Campaña de Donación de Sangre en el Centro de Salud

Durante los días 23 y 26 de agosto a partir de las 18,30 horas, tendrá …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *