Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Inicio > Mirando al pasado > Sucedió hace….Aquellos lugares que desaparecieron con el tiempo

Sucedió hace….Aquellos lugares que desaparecieron con el tiempo

Vecina con su hijo y su sobrina en el caño de la calle La Cruz

Esta semana en nuestra sección de Mirando al Pasado, queremos recordar aquellos lugares que con el paso del tiempo fueron desapareciendo del paisaje mancharrealeño, unos porque se remodelaron y tienen otro aspecto totalmente diferente y otros porque dejaron de ser eficaces y se reemplazaron.

En la década de los 60 había repartidas por diferentes lugares de Mancha Real, una serie de fuentes de agua que muchas de ellas se ponían en lugares estratégicos para que la gente al pasar pudiese echar un trago de agua en sus paseos o desplazamientos por el pueblo. Eran pequeños caños que había que agacharse para beber y fabricados en forjado de hierro. Vemos en la imagen, uno de aquellos caños que estaba situado en la esquina de la calle La Cruz con calle Maestra, en la que se ve a una vecina con sus hijos al lado de esta mítica fuente. La fecha debe ser del mes de junio ya que se aprecia el altar que se suele instalar en esta calle, todos los años, en el día del Corpus Christi.

Obras de alcantarilla en 1961

Precisamente por esta zona de la calle Maestra, se acometían las obras de alcantarillado en  el año 1961 y en varias calles más de Mancha Real. Fueron unas obras muy importantes para el pueblo, ya que gracias a ellas, muchos de los vecinos pudieron disponer de agua corriente y de red de alcantarillado en sus casas, con lo que esto suponía en comodidad e higiene en todos los niveles de la población. En la foto se aprecia la hornacina del Cristo de la Yedra, que en aquellos años estaba en la esquina y que luego debido a la construcción del edificio, se desplazaría unos metros más adelante.

Cortijo de Vistalegre con su mítico castaño

Si ha existido un cortijo muy conocido durante mucho tiempo en nuestro pueblo ese ha sido “Vistalegre”, situado en lo alto de la zona conocida como “El Pozuelo”, un lugar que se veía siempre que mirabas a la zona de abajo de la calle Maestra. Fue propiedad de la familia Medina y de los Calatravas y aunque tenía unas tapias en todo su alrededor, en los años 60 a los niños les gustaba ir por esa zona, ya que estaba muy cerca el barranco de “las huertas” y el huerto “San Marcos”. Era un lugar con muchos matorrales y por tanto un lugar de juegos para los pequeños, donde alguno que otro intentaba colarse por la tapia para coger algunas moras o pan de pastor de los arboles. Había un árbol muy conocido, el famoso “castaño de Vistalegre” del que había algunos dichos populares en los que se hacia referencia a este gran árbol que ha estado durante tantas décadas siendo el signo de identidad de esta finca. En la actualidad no existe nada de aquella construcción, ya que hace algún tiempo se instaló la cooperativa de aceite “San José” en su parte delantera y por la parte de atrás solo quedan algunos árboles, unos muros casi caídos y poco más.

Inauguración del barrio de la paloma en 1965

Hace unos meses se cumplieron 53 años de la inauguración del barrio de La Paloma o “Barriada de la Paz”, como se le llamó durante bastantes años ya que su construcción y posterior entrega, coincidió con las fechas en las que en España se celebraron los 25 años de paz, y por tanto por parte de las autoridades de aquellos años decidieron que se pusiera este nombre al barrio. La zona donde se construyó se denominaba “el ensanche” donde se levantaron 100 viviendas de tipo social subvencionadas y construidas por la Obra Sindical del Hogar. Su inauguración tuvo lugar el 5 de enero de 1965, y en ella estuvo el Jefe del Estado de la época, Francisco Franco, que se desplazó desde la finca Arroyovil, en la que pasaba las navidades en familia, hasta Mancha Real. Vemos en la foto, la placa que se descubrió y la explanada con los coches oficiales, donde luego se construyó la plazoleta con el monolito.

Av. de la Lonja en los comienzos de los 60

La salida del pueblo hacia la capital ha ido cambiado con el paso de los años, desde su nombre en varias ocasiones, que en el año 1930 se le pusiese calle de Buenavista hasta principios de los 70, que pasó a llamarse avenida de Carrero Blanco. Fue en los 80 cuando definitivamente se le puso el nombre que tiene en la actualidad, calle La Lonja, nombre por el que siempre se la ha conocido a lo largo del tiempo por todos los vecinos. La imagen que mostramos es de principios de los 60 en la que un joven con su bicicleta, Antonio “el chuti”, bajaba por esta carretera que ha sido otro de los puntos con más movimiento del pueblo a lo largo del tiempo. Por ella circulaban a diario los autobuses del pueblo Vargas-Machuca, los Boyano, los Pisa, así como los de Muñoz Amezcua de Albanchez y Hnos. Moya de Torres, los camiones que iban a la zona de Jimena Bedmar o Jódar y los coches particulares. Se pusieron diferentes negocios a lo largo de ella como el bar “Solano” o el taller de Esteban “Porricas”, que estaban situados uno frente al otro en la zona por donde aparece el muchacho con la bici. Un poco más adelante, y como se aprecia con las ruedas en la puerta, estaba el taller de Manolo “El Guindo” donde en un principio se reparaban bicicletas y motos. Unos 30 metros más arriba estaba el cine de verano de “Los Tinajones”, al que se acudía en el buen tiempo para ver la función de la primera o segunda hora. Esta parte acababa en la esquina del convento con el taller de los Hermanos Guerrero y la fábrica de aceite del “convento”. Por la parte de abajo estaba el fontanero Antonio Cobo, Emilio Alcántara con su vaquería, el taller de los “Semiol” con los hermanos Miguel y Sebastian, el Matadero Municipal, la fábrica de harinas “San José” y enfrente, el vivero, en el que durante muchos años estuvieron viviendo José Olmo y su familia.

Imagen de la plaza en mayo de 1961

La plaza de la Constitución ha tenido a lo largo de los años varias remodelaciones, adquiriendo en cada una de ellas, arquitectura mas moderna acorde con los tiempos que llegaban. En mayo de 1961 que fue cuando se tomó la foto que mostramos, tenía un perímetro con una valla de piedra a todo su alrededor, bancos de madera y farolas revestidas de cemento en su diámetro. En 1965 se cambió, quitando la valla, poniendo una fuente en el centro en lugar de la farola y los bancos pasaron a ser de piedra. En 1987 se quitaba la fuente central y se instalaba el templete que hay en la actualidad, volviendo a las vallas de su perímetro y pusieron dos fuentes en el lateral. Como se puede apreciar, el Ayuntamiento tenía la antigua fachada con el antiguo edificio que luego en 1994 se derribó, haciendo un Ayuntamiento totalmente nuevo.

Vertedero de los años 80 y 90

Acabamos con una imagen que muchos la recordarán, aunque para los más jóvenes sería impensable hoy en día. Nos referimos al vertedero que hubo cerca del “puente de Jimena” en la carretera que lleva a esta vecina localidad. Haciendo un poco de historia, las basuras antiguamente se tiraban en el estercolero de las casas, siendo en los años 60 cuando un vecino del pueblo se quedaba con la recogida de las basuras que las llevaba en su carro hasta el primer vertedero que hubo frente al que vemos en la foto. Poco a poco se fue haciendo preciso la recogida de basuras a otros niveles, ya que el pueblo iba adquiriendo importancia a nivel industrial y de consumo, siendo varios vecinos que disponían de un camión los que fueron quedándose con la recogida y pasaban una o dos veces a la semana, para llevarla a este punto que hoy estamos recordando. La modernidad y el consumo hicieron que este servicio se hiciese a diario y este punto negro del pueblo dejó de ser un vertedero, pasando a ser una empresa la que hace este servicio y lo transporta a una planta de reciclaje, un trabajo que en aquellos años 50 y 60 era impensable.

 

 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar

Nuestra Historia – Capítulo 38 2018

-En agosto de 1957 en el cine de verano de La Lonja, se representaba una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *