Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Inicio > Mirando al pasado > Sucedió hace….Las antiguas costumbres que desaparecieron con el tiempo

Sucedió hace….Las antiguas costumbres que desaparecieron con el tiempo

En la calle Francisco Solis en los años 60

Esta semana en Mirando al Pasado, hemos querido detenernos en algunas de las antiguas costumbres que con el paso de los años fueron desapareciendo de nuestra vida cotidiana, unas que fueron evolucionando con el tiempo y otras que quedaron obsoletas por incorporarse modelos más modernos a la décadas en las que nos movíamos.

Una de las costumbres arraigadas en las décadas de los 50, 60 y 70, era la de sentarse en las puertas cuando llegaba el buen tiempo, una forma de vida que hacía tener mas contacto con los vecinos que al caer la tarde se reunían en las puertas de las casas a tener un rato de tertulia. Estas costumbres se fueron perdiendo la mayor parte de las ocasiones, por cambiar los hábitos de vida en los que parece que llegó la moda de vivir en un piso y abandonar las casas, aunque después a partir de los 90 se comenzaban a construir de nuevo las casas unifamiliares. En la actualidad se pueden ver algunas personas tomando el fresco en alguna que otra casa, pero no como en aquellos años en los que podías encontrar numerosos grupos de vecinos en una sola calle. Vemos en la foto de los años 60, a un grupo que se tomaron en la calle Francisco Solís entre las que estaban Josefa Romero, sus amigas Elisa, Maruja, Lucia y una niña que era Pili. Sentados estaban en sus puertas, Juana Padilla y Fernando “cigarrito”.

Procesión con la Niña María

En los años 50 y parte de los 60 era muy común ver a niños de comunión en algunas de las procesiones que se celebraban sobre todo en la primavera, como por ejemplo la de San Isidro o en la que mostramos en estas imágenes, la procesión del Cristo de la Piedad celebrada en mayo. En la foto podemos ver esta procesión a su paso por delante del Convento de las Carmelitas, llevando a hombros al Cristo entre sólo entre cuatro personas ya que pesaba poco, aunque siempre iban al lado compañeros para relevarse en algún descanso de los que se hacían a menudo durante el recorrido. Se puede ver también como aparece un pequeño trono que portaban las niñas de comunión conocido como “la Niña María”, una pequeña Virgen que durante todo el año estaba en la escuela de las hermanas Doña Antonia y Doña María,”las mancas”, situada en la calle San Marcos.

Bar Solano en la Lonja

En aquellos años era normal ver en las tabernas del pueblo, a muchos hombres haciendo la liguera del mediodía o de la noche y decimos los hombres porque en aquellas fechas no estaba bien visto el que las mujeres entrasen a los bares, una costumbre que afortunadamente fue cambiando. Vemos en la imagen una de aquellas tabernas situada en la Lonja, nos referimos al bar Solano que estuvo más de 30 años abierto al público junto con una tienda de comestibles, una forma habitual en el pueblo de llevar ambos negocios. En la foto aparece Juan junto a su esposa Catalina y dos clientes, los hermanos Blas y Luis Cobo. La imagen se realizó a principios de los años 70.

Día del Domund en la puerta del Ayuntamiento

El penúltimo domingo del mes de octubre, se celebra por parte de la Iglesia Católica, el Domingo Mundial de las Misiones o como siempre se le ha conocido, el Día del Domund. Este es uno de los días más arraigados en sus tradiciones y es una jornada muy especial para Manos Unidas que aparte de dar a conocer sus objetivos, también reciben muchos donativos que son imprescindibles para ayudar a las misiones de todo el mundo que luchan por los más necesitados. Este día, se habilitan una serie de mesas y huchas a cargo de voluntarios que se despliegan por todo el territorio nacional, aunque en Mancha Real cambiaron hace tiempo la costumbre en la que se montaba una mesa junto al Ayuntamiento y una serie de voluntarias se sentaban para recibir estas ayudas. La imagen de los años 60 muestra la mesa que estaban de izquierda a derecha, Clementa Rojas, Virtudes Carrillo, Carmen Calatrava, María León y Manolita Campos.

En Jaén 1950

Un 1 de noviembre de 1950 coincidiendo con el Día de todos los Santos, tuvo lugar en Jaén, una concentración de Patronas de los pueblos de la provincia, trasladando a la Virgen del Rosario Patrona de Mancha Real para asistir a este evento. Esta concentración fue ordenada por el que fuera Obispo de la Diócesis Don Rafael García y García de Castro, con motivo de la proclamación dogmática de la Asunción de la Virgen por parte del Papa Pío XII en esa misma fecha. Fueron 43 las imágenes de Patronas, las que se reunieron de diferentes pueblos de la provincia, y que recorrieron en procesión las calles de Jaén hasta la Plaza de Santa María, lugar donde se concentraron frente a la Catedral de la Asunción. En la imagen vemos como la Virgen del Rosario pasaba por la Plaza de las Palmeras rodeada de vecinos de nuestro pueblo que se desplazaron en gran número hasta la capital.

Cribando aceituna en los 60

Pocos son los tajos de aceituna que van quedando en estos primeros días de febrero, una cosa inusual en otros tiempos en los que la campaña podía llegar en algunas ocasiones al mes de abril o mayo. La forma de recogida es totalmente diferente a como se hacía en tiempos pasados, con menos días de campaña y mayor cantidad de aceituna recogida en una jornada, por la maquinaria que existe y el sistema mas moderno de recogida. Un utensilio que ya apenas se usa y que en tiempos pasados era insustituible, era la criba. En la foto vemos como varios jornaleros estaban en esta etapa de limpiar la aceituna en la criba, mientras que otro se encargaba de ir llenando en este caso los sacos para echarlos en la mula que estaba preparada para la carga.

Inauguración del matadero en 1967

Por San Martín en la mayoría de los hogares del pueblo tenía lugar la matanza del cerdo. Hace años, rara era la casa donde no se hacía la matanza, un acontecimiento que congregaba a familiares y vecinos alrededor de este acontecimiento. Tanto es así que se acuñó el refrán, “a todo cerdo le llega su San Martín” aludiendo a la fecha en que solía tener lugar este evento, el día 11 de noviembre. En el año 1967 se dejaron de sacrificar los cerdos en las casas por haberse inaugurado el matadero en la carretera hacia Jaén. Vemos en la foto la demostración aquél día en el que los matarifes hacían su trabajo bajo la atenta mirada de los allí presentes entre los que hemos podido reconocer a Miguel “chichotero”, y su hijo Manolo, Juan Olid, Martín Muñoz con su hijo y Blas Tello”Retamero”. Entre los invitados estaban Paco Cubillo, Don Ángel el veterinario, Antonio Huertas, Luis Valenzuela o el niño de la derecha que es Martín “el perlo”.

Te puede interesar

Los vecinos de la calle San Francisco celebran la Fiesta de la Virgen de las Angustias por todo lo alto

Llegaba este tercer sábado de mayo y los vecinos de la Calle San Francisco celebraban …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *