Mirando al pasadoNovedadesSucedió hace...

Sucedió hace….Lugares emblemáticos de nuestro pueblo

Son muchos los lugares emblemáticos que a lo largo del tiempo tuvo Mancha Real, muchos de ellos desaparecieron por no tener utilidad y estar en ruinas y otros siguen existiendo en la actualidad aunque se reformaron por el deterioro normal de los años. Esta semana hemos querido recordar algunos de aquellos lugares que si hemos hablado en alguna ocasión en esta sección de Mirando al Pasado, siempre es bueno ver nuevas imágenes y saber un poco más de ellos.

Convento de Carmelitas Descalzos
Convento de Carmelitas Descalzos

Comenzamos recordando un lugar muy concurrido a lo largo del siglo pasado, por su situación en el pueblo y por todo lo que allí acontecía en las diferentes épocas que se vivieron, nos referimos al “legio”, un lugar que abarcaba toda la explanada desde la “esquina del convento” hasta la zona donde se construyeron las viviendas protegidas de la calle Marcos Cúbillo. A primeros de la década de 1900 hasta 1944 que se construyó el parque municipal, esta zona era una explanada donde se hacían todos los trabajos relacionados con la recolección del grano en los meses veraniegos, era donde se montaban los “cacharritos” de la feria, el circo que todos los años llegaba para estas fechas, se jugaban los partidos de fútbol y todas las competiciones que se podían ver en los días festivos. Vemos en la primera foto, tomada en la feria de 1943, antes de comenzar la “carrera de cintas” a un grupo de ciclistas preparados para competir por llevarse el mayor número de trofeos, que eran las cintas muchas de ellas bordadas por las muchachas jóvenes del pueblo. Vemos a la izquierda de la imagen a Rafalito Arboledas, a su lado José Pisa, en el centro aparece Joaquín Aparicio, a continuación Joaquín Porras y en el extremo estaba Antonio Chaichios. La siguiente foto corresponde al mismo lugar que la anterior, pero con el bonito fondo del Convento de Carmelitas Descalzos de San Juan de la Cruz, con la imagen de dos ancianas portando los cántaros y las cestas de finales de los años 20.

Ermita de la Inmaculada en los años 20
Ermita de la Inmaculada en los años 20

En aquellos años 20, en toda la parte de arriba de esta zona, no había nada construido, estando la ermita de la Inmaculada “en las afueras del pueblo”, ya que solo estaba unida con  la “esquina del convento” por el paseo del soto. Ir hasta la ermita con luz del día era un paseo que muchas personas y sobre todo los mayores, solían hacer, a tomar el fresco en los días calurosos bajo los  grandes árboles que allí había. Los días festivos también eran muchos grupos de amigos y parejas, las que se acercaban para hacer una visita a la Virgen. Vemos en la fotografía la bonita estampa de la ermita con gente por sus alrededores, muchos de ellos con aquellos “blusones” que solían utilizar la gente mayor.

Plazoleta Viernes Santo del 1967
Plazoleta Viernes Santo del 1967

Con la construcción del parque municipal, los alrededores comenzaron a poblarse siendo numerosos los edificios que se edificaron como el chalet de la familia García o la plazoleta que se hizo frente al convento junto al surtidor de gasolina y al campo de fútbol. Antes de su construcción en ese mismo enclave, había estado ubicado el  kiosco “La Gloria” de la familia de los Gasparones, siendo durante muchos años, parada obligada de los autobuses Muñoz Amezcua que circulaban y que hacían la ruta entre Jaén y los pueblos de la zona de Quesada. En la foto tomada el Viernes Santo de 1967 vemos a un grupo de jóvenes por los alrededores, teniendo al fondo, el edificio del campo de fútbol que unos años más adelante, sería sustituido por la nuevas dependencias del estadio.

Misioneras de Acción Parroquial 1964
Misioneras de Acción Parroquial 1964

Del convento de las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial, hemos escrito en nuestra sección en varias ocasiones, pero no podemos hablar de los lugares emblemáticos de Mancha Real sin hacer un comentario sobre este ya histórico edificio, compuesto por el propio convento y la ermita de la Virgen de la Cabeza. Vemos en la fotografía el patio del recreo donde los niños junto a las monjas salían en la hora de los juegos en aquellos comienzos del año 1964, cuando se ponía en marcha la guardería temporera que acogía a los niños de las familias mas necesitadas del pueblo, una de las muchas obras que pusieron en marcha las religiosas que llegaron a Mancha Real en septiembre de 1963.

Iglesia y Plaza en 1923
Iglesia y Plaza en 1923

No podemos olvidar al monumento más importante y emblemático de Mancha Real como es nuestra Parroquia de San Juan Evangelista, una iglesia que como se sabe comenzaron las primeras obras en 1556, año de la proclamación de Felipe II como Rey y bajo la dirección de Andrés de Vandelvira. Vemos en la foto tomada en 1923 desde la zona que en la actualidad está la Taberna de la Plaza, en la que se aprecia al fondo los muros de la iglesia, con las dos portadas, la pequeña hornacina donde se ubicaba un cuadro del Cristo de las Penas  y como se puede apreciar, aún no se había colocado la baranda que lleva casi 75 años siendo referente de tertulias y ratos de ocio. La fuente que vemos en la imagen, estuvo en esta situación bastantes años, ya que este era un paso natural de agricultores que salían o llegaban del campo con las caballerizas y tenían el pilar como abrevadero. En los años 50, el pilar se quitó y la fuente de dos caños, se trasladó unos metros, al borde de la plaza.

Almacén del trigo y Fuente Nueva
Almacén del trigo y Fuente Nueva

A mediados de los años 40 se comenzaron a construir en España, cientos de silos y almacenes del trigo, una medida que se hizo desde el Servicio Nacional del Trigo para posibilitar la compra de las cosechas a los agricultores y poder conservar una reserva nacional para garantizar el consumo, en unos años de postguerra donde había escasez de esta materia tan importante para la vida diaria. En Mancha Real se construyó donde actualmente se encuentra ubicada la estación de autobuses, y dio servicio durante casi tres décadas, quedando sin actividad en los años 70. Este almacén fue derruido en octubre de 2011, comenzando poco después las obras de la actual estación de autobuses. En la foto tomada a finales de los 80, vemos una de las fachadas de la nave y junto a ella, una de las fuentes más emblemáticas del pueblo, la “Fuente Nueva”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectados

Esta web se puede mantener gracias a los anunciantes. Por favor desactiva tu bloqueador de anuncios para ayudarnos.