Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Inicio > Mirando al pasado > Sucedió hace…. La historia que contiene cada foto (2)

Sucedió hace…. La historia que contiene cada foto (2)

Grupo de jubilados en Santiago de Compostela

La semana  pasada comenzábamos el primero de los tres capítulos que hemos titulado “La historia que contiene cada foto”, ya que son muchas y de diferentes épocas las imágenes que tenemos en nuestros archivos y que la mayoría de ellas tienen historias y anécdotas que contar.

Pronto llegará el viaje anual de jubilados y pensionistas de Mancha Real, por lo que hemos querido recordar un lugar donde han sido muchos los viajes organizados en los últimos 25 años, nos referimos a la Catedral de Santiago de Compostela. Es un lugar muy visitado por ser monumento histórico-artístico y Patrimonio de la Humanidad, además de ser el lugar donde está el sepulcro del Apóstol Santiago. Vemos en la imagen un grupo de Mancha Real en las escaleras de acceso a la Catedral a finales de los años 90 con personas muy conocidas de nuestro pueblo.

Carnavales en el año 1956

Llega la próxima semana la fiesta de los Carnavales por lo que hemos recuperado una foto de febrero de 1956, en unos años que esta fiesta estaba prohibida por la autoridad que  en aquel tiempo gobernaba en España. La comparsa que aparece era muy conocida por todos en Mancha Real, con una veintena de hombres y una decena de mujeres, todas vestidas con el mismo atuendo y que eran grandes animadoras en los bailes y recorridos que hacían por el pueblo. Estos grupos siempre que no citaran el nombre de carnaval, podían  salir cantando por las calles o en locales, pero sin taparse la cara, y con disfraces que no podían ser ni de signo político ni religioso ni nada que pudiese molestar a nadie. En esta imagen hemos podido identificar a varios de sus componentes entre los que estaban Miguel Sánchez “miguelillo” con su esposa, su hermana Pepa, su cuñado y su hermano Sebastián, Ildefonso Herrera “el mejicano” con su esposa Asunción “fresca”, Paco Gutiérrez (estuvo de chófer con Antonio Uceda), Antonio de la Hoz “general”, Orihuela que aparece arriba en el fondo o Manolita Jiménez con su marido.

Grupo subiendo a la barrena en 1958

Dos año después, en 1958 se dio en Mancha Real un acontecimiento que hizo que todo el pueblo lo celebrara por lo que representaba para el futuro de todos los habitantes que vivían en el. Durante los años anteriores se habían hecho varias prospecciones de agua en la falda de la sierra sin haber tenido demasiado éxito, sin embargo en este año se daría la buena noticia del hallazgo de uno de los pozos en los que se pinchó y que lograron sacar unos 8000 litros por minuto. Fue una noticia muy buena como hemos comentado y por el lugar pasaron casi la totalidad de los que aquí vivían, con mayores y niños que no quisieron perderse este espectáculo de ver salir este gran chorro de agua que garantizaba este bien preciado, para unos años. A partir de entonces, se comenzaron las obras del aljibe llamado “La Barrena” que durarían varios años hasta que en el 1965 se inauguraron. Vemos en la foto a un grupo, que como se solía hacer el domingo al salir de misa, subían hasta la barrena, parando para hacerse una foto en la que se ve al fondo el edificio del lavadero de las pilas y en la que aparecen entre otros, en los laterales, a la izquierda, Catalina López y al otro lado, María Hervás, estando en el centro, las hijas de “dieguillo el carbonero” o Manolo “sanmayo”.

Concurso en Radio Jaén en 1968

En septiembre de 1963 llegaron a Mancha Real las Hermanas Misioneras de Acción Parroquial que en pocos meses cumplirán 55 años entre nosotros. Desde su llegada fueron muchos los jóvenes que estuvieron junto a ellas, ayudándolas en la organización de actos, como formando parte de grupos de baile o del coro del convento. Madre Rosario era la encargada de preparar a este grupo de chicas y chicos que llegaron a tener un coro bastante bueno y en las navidades del 1968 decidieron presentarse en un concurso que Radio Jaén organizó en sus instalaciones de la capital en la que cantaban villancicos y que hicieron un gran papel quedando entre los primeros. En la fotografía les vemos en plena actuación y allí estaban entre otros: Miguel Ulloa, Paco, Antonio, A. Dávila, Juande, A. Marín y José, y entre las chicas: Amparo Moreno, Cati, Paqui, las hermanas Juani y Toni Hervás y Mari. De espaldas vemos a madre Rosario que como hemos comentado era la encargada de dirección.

Kiosko de Alfonso y Rosario en 1955

En los años 50 y 60 una imagen típica de la plaza de la Constitución eran los conocidos “kioskos” en los que se vendían sobre todo frutos secos como las pipas o aquellas ricas avellanas con cáscara que se amontonaban en el pequeño mostrador que tenían. Cuando llegaba el buen tiempo se unía a los kioscos fijos, uno más dedicado a la venta de helados, nos referimos al que montaban junto a la entrada de la iglesia Alfonso el “tallero” y su esposa Rosario, que durante todo el año regentaban una churrería en la entrada del mercado de abastos y que cuando llegaba el calor, hacían un helado artesanal que hacía las delicias de grandes y pequeños. En su kiosko les vemos en el año 1955 con su hija pequeña Juani que estaba sentada en el mostrador y a dos niños pequeños esperando para recoger su helado. Al final del verano quitaban el kiosko puesto que no era normal tomar helado en las épocas invernales.

Los Cuervos en 1968

Acabamos con un grupo de jóvenes que a finales de los 60 hicieron un “conjunto musical” de los que en aquella época eran normales, con cuatro componentes que tocaban la batería, guitarra bajo, 2 guitarras rítmicas y cantante. Se pusieron el nombre de los “Cuervos” y comenzaron con mucha ilusión con los ensayos en una casa vieja en La Lonja. El saber música no era importante pues todo se hacía de oído, la batería que la tocaba Pedro “lamparilla” la hizo de forma artesanal y tanto el primer guitarra que era Antonio Perabá como el segunda guitarra y cantante que era Diego (actualmente en Platino), las guitarras que usaban eran españolas con un pequeño artilugio llamada “pastilla” que les hacía sonar un poco más. El cuarto componente era Antonio Castillo que tocaba el bajo y que también se lo hizo de forma artesanal. Les vemos en la foto con el grupo recién formado en 1968, haciendo alguna actuación en bailes del Puente del Obispo o una boda en Torredonjimeno. 

Te puede interesar

Imágenes de nuestro pueblo y sus gentes – Capítulo 7

El comienzo del 2014 llegaba con muchos actos y eventos que suelen ser normales todos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *